Personajes

Publicado en: 7 Diciembre, 2016 | Por PabloMM

Lagarder: “No voy a abandonar España, también es mi país”.

La Dirección General de la Policía ha emitido hoy una orden de expulsión contra Lagarder Danciu, tras haber sido detenido durante el transcurso de una protesta en la ciudad de Málaga. Hablamos con el activista rumano contra la pobreza que asegura no abandonará España porque “este también es mi país”.

El pasado 6 de diciembre la policía te detiene en Málaga durante una protesta coincidiendo
con un acto oficial por la efeméride de la Constitución.

Acudí a la celebración reclamando derechos para las 2.000 personas sin hogar y el Alcalde de Málaga, del PP, mandó a la policía que me esposó y llevó detenido al calabozo.

Los agentes aseguran haber sufrido agresiones durante la detención. Te acusan de haberle propinado un mordisco a uno de ellos.

Me acusan de desobediencia y agresión a un agente pero hoy el juzgado ha archivado la causa al considerar falsas las acusaciones.

¿Qué sucedió durante tu estancia en los calabozos? Afirmas haber sido víctima de un trato vejatorio.

El trato humillante de la Policía Local fue terrible. Me desnudaron y tomaron fotos y huellas. Estos días les denunciaré por haberme vejado e insultado. “La Constitución española no se toca”. “Vete a Rumanía, este no es tu país”. “A ver si viene el coletas a sacarte del calabozo”. Estos son algunos de los insultos de un agente de la policía local.

El Alcalde de Málaga, presente en el acto, aseguró que hablaría contigo personalmente para escuchar tus demandas. ¿Se ha producido ya ese encuentro?

El Alcalde no se ha puesto en contacto conmigo en ningún momento. Es más, me tuvo detenido en un calabozo oscuro, durmiendo sobre un suelo de cemento durante 27 horas.

La Dirección General de la Policía ha emitido una orden para expulsarte de España en un plazo máximo de 15 días. ¿Crees que el proceso judicial que tienes abierto en Sevilla ha podido influir en la decisión?

Me expulsan por “suponer un peligro para el país”. Creo que mi activismo ha influido, como también la detención en Sevilla por impedir el desalojo del Campamento Dignidad. El juicio por la vía penal está previsto para el próximo 17 de enero y mi abogado cree que se va a archivar por falta de pruebas. Tanto el Alcalde de Sevilla como el de Málaga han utilizado a la policía para criminalizar la protesta de los sintecho.

¿Tienes pensado abandonar España?

No voy a abandonar España, también es mi país. He trabajado en la policía, en los juzgados como traductor y en 24 centros públicos de Andalucía como docente. Mi abogado, que es profesor de derecho constitucional de la Universidad de Málaga, lleva mi caso y vamos a presentar recurso contra esta orden de expulsión ilegal que han instrumentalizado los políticos del PPSOE. Mi maestra de Aracena (Huelva) me acogerá en su casa y me ha dicho que a ver si se atreven a entrar para expulsarme.

El pasado 20 de noviembre fuiste agredido en Madrid durante un acto de homenaje por el aniversario de la muerte del dictador Francisco Franco.

Unos siete nazis me propinaron golpes por todo el cuerpo por mostrar un cartel contra Franco. Sin embargo, la policía me detuvo a mí y permitió que los nazis me pegasen. Me dijeron que no podía tocar la fiesta del 20N, que era legal y que me fuese a protestar a Rumanía. Nada más identificarme, al ver mi NIE, me dijeron: “Y encima eres rumano”. El trato fue racista y xenófobo. La policía necesita de forma urgente mucha formación. Me preocupa la actuación de la policía, que debe servir de forma imparcial para la seguridad ciudadana. Cuando protesté en un acto de PODEMOS se alegraban y me decían que no me harían nada. Parecía que allí no era rumano ni nada por el estilo.

La policía ha identificado a cinco de los ultraderechistas que te agredieron para que el juez abra las diligencias oportunas.

Pero no los han detenido. La policía tenía que identificar inmediatamente a los agresores y no lo hizo. Desde mi punto de vista la actuación fue de defensa de los agresores y de criminalización de la víctima. Esperemos que la justicia haga su trabajo, porque no hay derecho que agredan con tanta impunidad.

Es una vergüenza lo que ocurre en este país. El Franquismo sigue vivo, ya que nunca hubo transición. En Alemania y otros países de Europa las manifestaciones fascistas están prohibidas y penadas con cárcel. Sin embargo, en España, se permiten aniversarios a dictadores y asesinos responsables de las muertes de miles de personas.

¿Has sufrido algún episodio más de violencia física o verbal?

A diario me insultan nazis y franquistas. No sé de dónde han sacado mi número de móvil ya que a diario recibo miles de mensajes por WhatsApp con insultos y amenazas graves. Estoy trabajando con un abogado para presentar una denuncia. Tengo capturas de las amenazas y de los teléfonos.

A menudo, las críticas que recibes hacen referencia a tu estilo de vida, en concreto a los viajes que realizas por todo el país. ¿Cómo te financias?

Me desplazo a las ciudades por invitación de centros okupas que pagan los viajes. El coste de los abogados es cero, siempre se han ofrecido abogados de 15M como Óliver, Horacio o Laura para defenderme gratis. No recibo ningún tipo de donativo, es más, he rechazado ofertas de la Open Society Fundation, la fundación de George Soros. Esta lucha pretende recuperar valores y demostrar que con solidaridad y lucha es posible el cambio.

Ahora estoy en Málaga. Fui invitado por la Universidad de Málaga, el sindicato CNT e institutos públicos de secundaria para explicar la Ruta de la Pobreza y visibilizar las injusticias.

Mi teléfono móvil lo paga una asociación de personas sintecho de Cádiz y duermo en centros okupas con gente que ha sufrido desahucios o que vive en la calle. Por recomendación de la policía no puedo indicar donde duermo porque recibo amenazas a diario.

Tags: , , , , ,


Sobre el Autor

PabloMM



Volver Arriba ↑