Invisibles

Publicado en: 15 mayo, 2017 | Por PabloMM

0

Los CIE de Algeciras: régimen carcelario, masificados y sin retretes

En octubre del pasado año, la jueza Belén Barranco, del Juzgado de Instrucción número 1 de Algeciras, visitó los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras y su anexo en Tarifa. En un auto fechado el 12 de diciembre de 2016, la magistrada denunció una serie de “graves irregularidades” que cinco meses después continúan sin subsanarse.

Así lo ha podido constatar tras la visita que el Defensor del Pueblo hizo a estos centros el 14 y 15 de febrero, y que ha derivado en un segundo informe donde se insta al Ministerio del Interior, autoridad competente en los CIE, a llevar a cabo las mejoras exigidas sin mayor dilación.

La jueza Barranco denuncia la “absoluta masificación” de los centros y las deficiencias en materia de salud e higiene: en el recinto de Tarifa, exclusivo para hombres, hay módulos que no cuentan con lavabos y retretes. En su lugar, los internos tienen que hacer sus necesidades en un boquete excavado en el suelo. Esta situación ha sido denunciada reiteradamente por ONG Algeciras Acoge, que presta ayuda a los migrantes. Su presidente, Jesús Mancilla, relata el caso de una habitación donde malviven 24 personas (el máximo aconsejable es de tres) que cuenta con “un agujero en el suelo separado físicamente de la zona de literas por un tabique que solo llega a la altura de la cintura”. La falta de intimidad es precisamente otra de las deficiencias en las que hace hincapié la magistrada en su informe: “Las duchas son, en todo caso, colectivas y las existentes en los módulos C y A no cuentan con todas las puertas”.

Sobre la atención médica, Barranco considera prioritario que los internos dispongan de asistencia sanitaria durante las 24 horas del dia e insta a los responsables a dotar a los médicos de “lo necesario para garantizar la realización, en el momento del internamiento, de las pruebas necesarias para la identificación de, al menos, tuberculosis, VIH, sífilis, Hepatitis A, B, y C, sarcoptosis, pediculosis, escabiosis y parásitos intestinales”.

Un CIE no es una cárcel

“Los CIE no tienen un carácter penitenciario”, recuerda Su Señoría, que hace un repaso de los derechos intrínsecos a los internos. Entre ellos, la posibilidad de tener un teléfono móvil y por ello reclama que “todos los internos puedan tener la posesión tanto de sus teléfonos móviles como los útiles para la carga y uso de los mismos, así como para realizar llamadas al exterior y recibir llamadas del exterior, al menos durante un periodo mínimo de cuatro horas diarias”.

“El sistema de los CIE de Algeciras es más propio de un régimen carcelario y penitenciario que de un centro de internamiento temporal”

Recalca a su vez la mala práctica que obliga a los migrantes a tener que recibir a sus visitas a través de unas mamparas cerradas que “someten a internos y visitantes a una especie de régimen generalizado de sospecha, como si la visita fuera susceptible de peligrosidad”. La jueza exige la eliminación de estas barreras que impiden “una relación directa e íntima” y critica que los sistemas establecidos en los CIE de Algeciras son “más propios de un régimen carcelario y penitenciario que de un centro de internamiento temporal donde no está restringido el derecho a la libre comunicación”. En este sentido, exige la supresión de las rejas en las habitaciones, el acceso a luz natural de aquellas que estén orientadas hacia el exterior y la climatización de los espacios.

La seguridad de los internos es otro de las deficiencias que sufren los CIE de Algeciras y Tarifa, motivo por el cual urge la necesidad de organizar un servicio de orientación jurídica que cuente con la supervisión del Colegio de Abogados de Cádiz. Además, prosigue el auto, se requiere la creación de un registro controlado donde se especifiquen las medidas coercitivas a las que son sometidos los internos, “como la fuerza física o el uso de grilletes, con la hora de inicio y finalización y los motivos de las mismas”.

La jueza Barranco recuerda que no cabe recurso alguno contra su auto y que el cumplimiento de todas las mejoras que solicita “son absolutamente indispensables para cumplir con los derechos reconocidos por la legislación española”.


Sobre el Autor

PabloMM



Volver Arriba ↑